No solo son capaces de utilizar su pene como una quinta pata para sostenerse sino que también la usan para rascarse el estómago y espantarse las moscas.

Anuncios